– Estamos con Don Francisco, de 115 años de edad… ¿cuál es su secreto?
+ En la guerra se la mamé a un alemán por comida
– Sobre la edad
+ Ah, hacer ejercicio

– Eres tan feo que cuando te perdiste en el bosque los lobos hicieron fuego para que no te acercaras…

– Papá, ¿En qué consiste la teoría de cuerdas?
– Joer hijo, pregunta algo más fácil
– Bueno, pues ¿Por qué a veces se cabrea Mamá?
– Mira, supongamos que tenemos un neutrón de masa “m” ¿ok?

—¿Cómo te llamas?
—Daniel.
—¿Baniel?
—No, Daniel, con ”D” de Dinamarca.
—Bienvenido Baniel, Conde de Dinamarca.

– Niña, ¿No te da miedo ir sola por la calle a esta hora de la noche?
– Cuando estaba viva si.

– Te quiero.
– Dime algo que no sepa.
– ¿Aparcar?
– Duermes en el sofá.

– Adán, ¿esta hoja me hace gorda?

– Papá, yo creo que al ahorcado no se juega así.
+ Tu calla y súbete a la silla…

– Disculpe ¿Aquí es el club de los exagerados?
+ Sí aquí es.
– ¡Gracias a Dios! Le pregunté como a cien mil personas y nadie sabía.

– Vengo a que me lean las cartas.
+ Dicen que su suegra va a tener un accidente.
– Sí, eso lo sé, quiero saber si me va a pillar la policía…

– Mamá en el colegio me llaman gorda.
+ Pobresilla
– Sí, ¿verdad que no estoy gorda?
+ No, no, digo pobre silla, la vas a reventar….

– ¿Has visto como toca mi hijo el violín? ¿Que te parece la ejecución?
+ Hombre la ejecución exagerada, pero un par de ostias si se las daba.

– Mis hijas con 10 y 11 años ya saben freír un huevo.
+ ¡Qué maduras!
– De 2º grado en brazos y pecho, pero el huevo estaba cojonudo.

– ¿Cual es su mayor defecto?
+ Me meto en las conversaciones ajenas.
– Le estoy preguntando a él.
+ Perdón.

– Són vint euros.
+ No entiendo el catalán, ¿me lo puede repetir en castellano?
– Son treinta euros.

– ¿Cuantos años tiene tu novia?
+ 41.
– Jajajajajajaja… si podría ser tu madre…
+ Si, pero es la tuya.

– ¿Es aquí el club de intercambio de parejas?
+ ¿Eso es tu novia?
– Si.
+ Pues no es aquí.

– Deseo suscribirme a vuestra revista “calzonazos: el hombre de hoy’
+ ¿suscripción anual o mensual?
– Anual ¿no gordi?
+ Mensual
– Mensual

– Papá, he suspendido el examen de lengua que me ayudaste a preparar. Lo siento mucho…
+ No te preocupes hijo, lo hacido, hacido está.

+ ¿Te gustaría ser la madre de mis hijos?
– Sí, quiero.
+ Pues ahí te los dejo, el gordo está un poco gilipollas pero es buena gente.

– ¿Celoso yo? Jajajajajajajajajaja, no digas tonterías!!! Anda, pásame a tu madre a ver si de verdad estás en tu casa…

– Aquí tiene, alzado, planta,perfil y planos del edificio. ¿Falta algo?
+ yo pondría mas cotas
– ¿Dibujo un par de hámsters aquí?
– Perfecto

– Hola ¿Aquí es el curso para superar la bipolaridad?
+ Si, aquí no es, bienvenido.
– Maldita sea mi suerte, que bien.

– Mamá, en el colegio me llaman el meteorólogo.
+ ¿Quiénes?
– Los del tercio norte, aunque a veces se extiende al resto del cuadrante.

– Le declaro culpable. Será ahorcado al amanecer.
+ Joodeer… y encima madrugón.

-Señoría, voy a demostrar, sin lugar a dudas, que mi defendido es culpable.
+ Será inocente.
– Pues perfecto, nos vamos entonces.

– Hola, me llamo Paco Fernández y soy cuñado.
+ Hola, Paco
– Llevo 63 días sin opinar de lo que no sé.
+ Te mereces un aplauso.
– Así no se aplaude.

– Doctor dígame ¿morirá mi suegra?
+ No.
– ¿Ahora?
+ No.
– ¿Ahora?
+ ¡No!
– ¿Y ahora?
+ Señor deje de darme billetes no voy a matar a su suegra.

Lo bueno de vivir sólo es que siempre como Io que me da la gana… macarrones con tomate… macarrones sin tomate… bocadillo de macarrones

– Paco ¿de quién crees que ha heredado el niño el déficit de atención?
+ ¿qué niño Mari?