Un Blog de Chistes

– ¿En qué piensas, cariño?
– ¿Qué pasa, que quieres discutir?

—Tengo el poder de la llama.
—¿Dominas el fuego?
—Escupo al hablar.

– ¿Quien es?
– El padre de tus hijos, abre.
– No, hoy no necesito butano.
– Que soy Antonio, tu marido.
– ¡¡Joder, pues no me líes!!

– Nos hemos confundido y en lugar de operarle la rodilla le hemos cambiado de sexo, Sr. López. ¿Qué quiere que hagamos?
– No sé, tú sabrás.

– Mi mujer quiso salir a la cubierta del yate y se golpeó con la ventana.
– Escotilla
– Muchísimo y además torpe que te cagas.

– He inventado un aparato para elevar el coche y cambiar una rueda.
– OK! Como le llamaremos? Elevador? Levantacoches?
– Gato.
– Pos vale

– Madre, soy influencer.
– ¿Eh?
– Que me grabo haciendo el idiota.
– Ah.

—Está Vd. en los huesos, debería comer más.
—Doctor, está mirando la radiografía.
—Disculpe.

—Eh, niño, tú de qué equipo eres.
—Yo del España.
—Hablo de clubes.
—Ah. Entonces como mi padre, del Tentaciones.

-Le voy a multar por conducir con exceso de alcohol.
-¿Cuál es la tasa, agente?
-La tasa es como un vaso pero con asas.